0

Adelgaza con solo caminar

Seguramente hayas oído hablar de que, para bajar de peso, no es necesario apuntarse al gimnasio, ni seguir una dieta demasiado agresiva. Esto tiene gran parte de verdad, y hoy vamos a hablar de ello, mostrando, por ejemplo, la importancia de caminar para adelgazar.

Lo mejor para bajar kilos… Caminar para adelgazar

Lo cierto es que lo de “caminar” es una forma de hablar. Lo importante para adelgazar es llevar un estilo de vida que contemple el ejercicio y no el sedentarismo. Es decir, caminar (o correr), en lugar de coger el coche, tomar las escaleras en lugar del ascensor, etc.

Por ejemplo, es probable que, si tu trabajo está a un kilómetro, vayas andando, pero si está a cinco, es probable que cojas el coche… ¡Cuando la diferencia es mínima! Podrías ir caminando, y volver corriendo, por ejemplo. Este tipo de deporte diario ayuda a quemar grasas.

Y las ventajas que tiene es que no solo reducirás tu peso, sino que ahorrarás algo de dinero en tu objetivo de eliminar la grasa del organismo, ya que no tendrás que pagar por ir a un gimnasio, sino que el mundo será tu gimnasio, y no tendrás horas prefijadas, sino que estarás haciendo ejercicio continuamente (por ejemplo, mientras caminas).

El mayor gasto que puedes tener, seguramente, esté relacionado con las zapatillas, que tendrás que comprar si quieres empezar a correr con mayor asiduidad y convertirte, en cierto sentido, en un runner, que corre para bajar de peso durante periodos de una duración determinada cada día.

Esto es algo que, quizá, ahora mismo no te plantees, pero cuando empieces a realizar este tipo de ejercicio diario, es probable que te des cuenta de que bajas de peso de forma efectiva, y quieras llevarlo más allá, en lugar de dando pasos, dando zancadas.

Muchas personas han llegado a ese punto desde el simple hecho de ir caminando al trabajo, y hoy tienen el running como una forma de vida, además de otros deportes, como el esquí u otros ejercicios relacionados con el fitness.

En cierto sentido, ellos ya no buscan adelgazar, sino tonificar el cuerpo, pero ese, seguramente, también sea tu objetivo una vez hayas reducido tu peso. Hasta ese momento, ve haciéndolo a tu ritmo. Camina, si quieres, corre, y si te cansas, puedes empezar a trotar… ¡La cuestión es empezar a hacer esfuerzos para llegar a ser un buen corredor!

Por último, puedes contar con una entrenadora o un entrenador, que te ayude no solo a rebajar el peso, sino a mejorar tu apariencia, trabajando el abdomen (haciendo abdominales, por ejemplo) o el pecho (haciendo flexiones, por ejemplo

¡Pero esto ya es algo para el futuro! De momento, ya estarás avanzando bastante si vas al trabajo andando o en bici en lugar de hacerlo en coche.

Como ves, caminar para adelgazar es una magnífica idea y una muy buena forma de bajar esos kilos de más que tanto molestan en el cuerpo. Evidentemente, no todo se reduce a caminar, como has podido ver, pero es, desde luego, una parte fundamental.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *