0

Qué es la artritis y cómo se trata

La manera más sencilla de definir artritis es como la inflamación de las articulaciones debido, en la mayor parte de los casos, a un desgaste óseo o de la membrana sinovial que recubre el cartílago. Este es un mal que afecta a un gran porcentaje de la población, sobre todo en su variedad más común, la artritis reumatoide. Por lo general, se cree que esta es solo un problema de personas mayores pero no es así. Cada vez más la padecen más personas adultas de edades comprendidas entre 25 y 60 años y también existe la que se conoce como artritis reumatoide juvenil que tal como su nombre lo indica la padecen personas menores a los 25 años.
En los estadios más avanzados y degenerativos de la artritis reumatoide para los que apenas existe tratamiento efectivo, el desgaste producido en la articulaciones provoca una desviación de las mismas produciendo una deformidad en las extremidades como la que aparece en el gráfico de un paciente con artritis en las manos. Estos casos solo pueden llegar a mejorarse mediante una intervención quirúrgica y la instalación de unas prótesis correctoras que recoloquen los huesos y los sitúes de forma paralela a los nudillos.

artritis

Tipos diferentes de artritis

Además de la artritis reumatoide, existen otros tipos de artritis que aunque comparten la mayoría de los síntomas de la enfermedad, tiene orígenes y desarrollos completamente diferentes. Algunos ejemplos populares son la osteoartritis, en la que las lesiones aparecen por la fricción de los huesos que se produce con la edad; la gota, en la que el cuerpo produce un exceso de ácido úrico que ataca las articulaciones; la artritis infecciosa como consecuencia de una infección bacteriana; o la artritis psoriásica en la que aparecen zonas irritadas en la piel y uñas. Esta es una enfermedad que por desgracia sufre, en alguna de sus formas millones de personas a lo largo del mundo.

Los síntomas de la enfermedad

La artritis se presenta en varias formas diferentes y puede atacar a tejidos diferentes, pero los tipos más populares se caracterizan por el padecimiento de intensos dolores articulares, por la pérdida de movimiento y por la inflamación y rigidez en las manos, brazos, piernas y caderas. Existen formas de suavizar el sufrimiento de los pacientes con esta enfermedad pero no existe la cura definitiva, por lo que las personas que la sufren siguen un tratamiento para la artritis de por vida.
Es importante observar y controlar la aparición de los síntomas mencionados pero no se alarme simplemente porque aparezcan algunos de los síntomas. Para estar totalmente seguro de sufrir alguno de los tipos de artritis, debes consultar a tu médico y solicitarle las pruebas pertinentes, incluyendo la del factor reumatoide que define la probabilidad de degeneración de la enfermedad en caso de padecerla.

Medicamentos y tratamientos naturales

Quienes padecen la enfermedad pueden aliviar el dolor y las molestias que ocasiona tomando algunos medicamentos con acetaminofeno o bien antiinflamatorios no esteroides. Cuando los dolores son muy fuertes los más indicados son metotrexato aunque también se puede usar sulfasalazina. Estos últimos tienen efectos colaterales importantes por lo que se debe controlar con exámenes de sangre periódicos a aquellos pacientes que lo ingieren. Por razones como esta, cada vez son más las personas que buscan algún método alternativo para aliviar el problema.
Si eres de aquellas personas que no les agrada ingerir medicamentos o que sus síntomas no mejoran lo suficiente con ellos, lo que debes buscar es algún tratamiento alternativo para la artritis reumatoide como la sauna portátil que tantos adeptos está ganando en los últimos tiempos. Las personas que lo utilizan regularmente dentro de su tratamiento habitual para la artritis afirman que reduce el dolor, la inflamación y la rigidez de las zonas afectadas. Luego de unos días utilizándolo mejora la movilidad, ayuda a la eliminación de líquidos y además tiene un efecto secundario muy positivo que es la reducción del estrés y la ansiedad.
Si buscas más información sobre cómo combatir la artritis de forma natural verás que existen muchísimos métodos. De hecho, se puede decir que puedes encontrar el tratamiento natural que mejor se adapta a tus necesidades. Los remedios caseros para la artritis conforman también un amplio grupo dentro del cual se puede hallar cosas como ingesta de determinados tipos de alimentos, rutinas de ejercicios suaves o cremas para aplicar en las zonas afectadas que proporcionan alivio a muchos de los síntomas con elementos que pueden conseguirse fácilmente en el mercado y preparase en casa.

loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *